sábado, 11 de diciembre de 2010

El reencuentro

Victoria no podía creerselo. Ahora tenía 18 años y estaba Madrid, la ciudad en la que él vivía. Lo primero que hizo al llegar a su nueva casa de estudiante fue dejar las maletas y coger el móvil. No podía aguantarse más. Había esperado tres años este momento y ahora que lo había conseguido, no sabía como, ni qué decirle, pero tenía que llamarle.
Miguel tardó en responder, pero justo cuando Victoria había perdido la esperanza, lo cogió al fin. Hablaron cinco minutos, no mucho, pues él tenía prisa y a ella no le salían las palabras de los nervios. Pero consiguió su objetivo: al día siguiente quedarían a las siete para tomar un café y hablar de todos estos años.
Victoria no pudo dormir, contaba las horas que le quedaban y se preguntaba como sería el reencuentro, como sería su sonrisa, como se sentiría al estar con él, si habría cambiado tanto como parecía en las fotos.. Se imaginaba conversaciones, se preparaba todo lo que tenía que decirle y soñaba con volver a su lado otra vez. "Es lo que prometimos una vez, tiene que salir bien." Se repetía cada vez que le entraba un ataque de nervios, que en realidad, era cada minuto.
Y llegó el momento. Ella ya estaba en la cafetería sentada en una mesa sin parar de mover los pies, mirando cada minuto el reloj perdiendo la esperanza de verle. Cuando de repente, aparece por la puerta un hombre que le hizo dar un vuelco al corazón. Le había crecido el pelo, se había dejado la barba un poco más desaliñada y vestía como siempre. Quizá había engordado un poco más y se le veía más mayor. Pero sobre todo, tenía algo que hacía que no estuviera igual que la última vez que lo vio. No parecía el mismo Miguel que ella conocía. Pero no le importó en ese momento. Se saludaron con un abrazo, dos besos y una sonrisa.
Las horas transcurrieron rápidas para Victoria. Rieron, recordaron viejos tiempos, se miraron a los ojos pensado cada uno quién sabe qué, hablaron de todo, pero sin mencionar sus otras relaciones.
Llegó el momento de despedirse y Victoria no podía irse sin antes decir algo que llevaba esperando tantísimo tiempo, que había soñado cien millones de veces a lo largo de todas las noches. No, no podía.
-Es una locura y lo sé. Pero después de tanto tiempo esperando este momento no puedo irme sin decirte que.. -Hizo una breve pausa pensado lo que iba a decir, pero continuó hablando. Sentía la necesidad de hacerlo. -Que no ha habido un sólo día en estos tres años en el que no haya pensado en ti, aunque tan solo fuera un segundo al día. Y siempre he tenido una pequeña esperanza que me ha hecho tirar para adelante en mis peores momentos, la esperanza de que cuando cumpliera los dieciocho volveríamos a estar juntos. ¿Qué me dices? Sé que es una locura, que han pasado mil historias por nuestra vida, pero podemos volver a conocernos y a enamorarnos como lo hicimos. Bueno, ¿qué me dices?
-No es tan fácil como tú lo pones Vicky, ¿no te das cuenta? Soy mayor, demasiado para ti y eso no sería bueno. Sería muy egoista estar contigo con esta gran diferencia.
-Nunca antes había importado entre nosotros..
-Ya, antes no, pero ahora sí. Además, como tú bien dices han pasado mil historias por nuestras vidas que desconocemos el uno del otro. Lo siento Victoria, es una locura, no va a funcionar.
-¿Cómo puedes estar tan seguro? No perdemos nada por intentarlo.
-Que no joder, que no funcionaría. Que no te quiero. No quería acabar mal contigo y tenía la esperanza de que pudiéramos ser amigos, pero ya veo que no. Por eso no sabía si cogertelo, sólo esperaba que me hubieras olvidado. Lo siento Victoria, lo nuestro terminó hace mucho tiempo y eso es algo que de lo que tú nunca has querido darte cuenta. 
-Entonces hasta siempre. No estoy preparada para ser tu amiga. Sólo te pido una cosa: no le prometas nada a nadie que no puedas cumplir. Y no le jodas como me has jodido a mi. Adios Miguel, y no lo dudes, esta vez será para siempre. 

 
¿Sabes? Contigo todo fue diferente. Si tuviera que olvidarte no podría, tendría que aprender a vivir sin ti.

48 comentarios:

  1. Es la primer vez ke me paso x tu blog nena y me he kedado muy sorprendida con tu historia,es muy linda pero mas triste ke linda ya ke como es posible ke te haya dejado ir??? osea, desde cuando la edad es la base para el amor entre las personas??
    La vdd no entiendo a las personas ke ponen la edad como su prioridad para amar y poder ser felices

    ResponderEliminar
  2. La verdad que esperar tres años con ilusion, ganas, emocion un momento para que despues te choques con la cruda realidad y lo que siempre intentaste no pensar tiene que ser lo peor...

    ResponderEliminar
  3. intenso ha?
    pero se supera!
    yo lo se ;)


    un beso!

    ResponderEliminar
  4. Se aprendre, te aseguro que se aprende.

    Sensacional historia. Como en la mayoria de los casos, estas historiaso acaban fatal :(

    Besos realistas

    ResponderEliminar
  5. Bueno, Migue no supo valorarla >.<

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ...y de repente, se cayó de su blandita y esponjosa nube, llena de esperanzas e ilusiones, para darse de morros con la realidad. Dura y áspera.

    muy bonito :)

    ResponderEliminar
  7. Hola! me encanta el blog, las canciones son increibles :) Y las fotografías también! Sobre todo la cabecera.
    Te sigo y te seguiré leyendo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. muy bueno, jaja las expresiones de españa son diferentes a las argentinas, pero es gracioso, te mando un abrazo luego de tanto tiempo me paso por tu blog

    ResponderEliminar
  9. ups D: después de tres años ocurren muchas cosas ... es una historia o te ocurrió a ti ?♥
    está linda ^^ pero triste :(
    un besito♥ :)

    ResponderEliminar
  10. Que triste, en verdad. Pero, las cosas pasan (o NO pasan) por algo, o eso dicen.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Ouch realmente triste & fuerte :/ ,en tres años pasaron muchas cosas que lo cambiaron mucho pero si tiene que aprender a no prometer nada u.u un besote enorme linda que estés bien^^

    ResponderEliminar
  12. Me encanta tu blog ♥
    ¿nos seguimos?
    http://elcomienzodelcambio.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. Hooola!
    Joder,por eso odio ESAS promesas.Solo conseguimos ilusionarnos para luego mas tarde llevarnos una gran patada :(
    Es demasiado grande lo qe puede ocurrir en tres años U.u'
    Un besoo linda!

    ResponderEliminar
  14. Increíble, me encanta como escribes, llegas a retransmitirnos mucho...

    Por cierto, que recuerdos me trae la canción del blog.
    Un saludo, Unai.

    ResponderEliminar
  15. Hola
    espero que estés pasando un agradable fin de semana .
    Te dejo un abrazo enorme.
    Me encanto leerte nuevamente :)

    ResponderEliminar
  16. Los reencuentros.. llenos de amor y alegría, los adoro.
    Gracias por pasarte por mi blog, me encanta tu entrada :)
    muchísimos besos!

    ResponderEliminar
  17. ¡Concurso de cuentos!¿te copas?
    http://forarainyday-newyorkcity.blogspot.com/p/concurso.html
    entonces a escribir se a dicho.

    ResponderEliminar
  18. Es más... no debemos de olvidar. Eso nos enseña quienes somos...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. ALGUINE A VISTO MI BOCA?? (se me cayo al leer tu relato)

    ResponderEliminar
  20. que triste...

    ilusionarse durante tanto tiempo, hasta ese punto y que todo termine haci de abrupto.

    muy buen relato, se me hizo corto... =)

    saludos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  21. Pues esperemos que nos quiera un poco más, porque llevábamos más de dos meses preparándolo, porque no es fácil coordinar a unas 30 personas.
    Un beso, y muchas gracias por comentar y visitar mi blog.

    ResponderEliminar
  22. que relato :O me encantó

    pasate: http://hoyquierooserfeliz.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  23. Aaai un starbucks :) Que texto mas bonito! Ahí se quede Miguel ajajaja! Un besazoo XX Te sigo!

    ResponderEliminar
  24. Tienes razon con tu comentario, nadie lo sabe...
    Sobre tu blog... me encanta lo que has escrito! Y esa sensacion de que has esperado tanto para "nada" es horrible, te desmorona por dentro; pero Miguel se lo pierde, te lo digo yo ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  25. ¡Qué cobarde que es Miguel! ¡Hace promesas que después nunca cumple! Me encantó Victoria, cómo ante todo el tiempo que pasó, se siguió acordando de él y sus sentimientos quedaron intactos, no cambiaron. Es hermosa la historia, me gustó muchísimo ♥

    ResponderEliminar
  26. Es la historia de mi vida!!!! :| osea, es lo que me imagino siempre, cada noche de mi vida, en la que comienzo a imaginar.! con mi chico (que tiene su respectiva novia :( y a la vez sigue con migo hace más de tres años.)quedamos en vernos en algun futuro una vez que terminemos el colegio, Y realmente no quiero que me pase eso. No quiero perderlo y que sea el mismo cobarde que es ahora, como lo fue Miguel :(
    Por cierto, me llamo Victoria! jaa
    que buen texto. Te felicito♥

    ResponderEliminar
  27. No me ha gustado nada él...esa respuesta...
    Y Victoria, sin duda, valiente!
    No sé si es real o no,pero aún así es bonito, y...todo se supera...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  28. al tiempo hay que dejarlo pasar, algunas veces no nos damos cuenta, pero hay más personas en el mundo de las que podríamos enamorarnos, pero solo elegimos a una, a la que nos puede hacer daño y herirnos, Con el tiempo he aprendido a no hacer promesas que no cumpliré, a no pretender sentir el futuro mismo. Me encantó el texto, algo triste, con esperanza, y al final todo termino, pero es bueno decir adiós, cuando las cosas ya no funcionan para ambos. Al final una relación es de dos, y si uno no está de acuerdo, para que fingir que si, y darle una esperanza a la otra persona cuando al final, ni siquiera la queremos.
    mucha suerte♥

    ResponderEliminar
  29. Hola! me gusta mucho tu blog, te sigo :)
    Gracias por comentar en mi blog.

    UN BESO MUY GRANDE

    ResponderEliminar
  30. Tus escritos tienen una especial fuerza... Tiene algo grande...

    ResponderEliminar
  31. Me gusta tu blog...Me da buena sensación Besitos

    ResponderEliminar
  32. Al menos se lo dijo y se ha sacado un gran peso de encima, ahora sabe lo que realmente vale ese tipo. Lo importante es que ella sepa salir adelante y que no se eche a morir por él. Mucha fuerza.

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  33. Ola guapa! Gracias por seguirme, yo también te sigo=)
    Un besico, me encanta tu blog, es realmente muy bonito^-^
    Pasate por mi blog!

    ResponderEliminar
  34. La foto del Starbucks me ha enamorado guapa, y el texto esta muy bien..
    pero la ginda para seguirte ha sido la canción del libro de la selva

    SOY OSA DICHOSA, OSA FELIZ (8)

    ResponderEliminar
  35. way tengo que decirlo amo tu blog esta pero hermoso lo mas lindo que he visto, buno la historia es muy linda pero da mucha mas pena :) me gusta aveces esas cosas nos hacen pernsar mucho, bueno te deseo suerte un beso suerte

    ResponderEliminar
  36. brutal tu blog. qué bueno. las fotos son geniales y la música, qué puedo decir... la mejor del mundo. y me he leído toda la historia, es super bonita.
    mi blog es noviembre--dulce.blogspot.com, por si te interesa
    un beso

    ResponderEliminar
  37. Y entonces tan solo queda esperar que el principio de causalidad no sea una broma.

    ResponderEliminar
  38. Encantada de conocer tu blog. Volveré por aquí. Por cierto, muchas gracias por visitar el mio:) xoxo

    ResponderEliminar
  39. Siempre dicen: uno nunca olvida, aprende a vivir sin el... yo creo que es así... Ay dios he aprendido a vivir sin tantas personas...

    Porcelain kisses

    ResponderEliminar
  40. Y ahora solo queda seguir para delante, intentando ignorar los años que pasó/¿pasaste? pensando en promesas vacías, hasta encontrar a otro que te ilusionará de la misma manera
    :)

    http://aquien-leimporta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  41. Preciosa historia, de verdad!! Es hermoso de la forma en la que Victoria sigue recordando a Miguel... el final deja mucho que desea por parte de Miguel... Los amores no correspondidos son tan tristes...

    1 beso pequeña, me gustó mucho tu blog! sobre todo tu nombre me parece super original! :)

    ResponderEliminar
  42. Es una preciosa historia, lástima el final...
    Y sabes? hace casi tres años que no lo veo, quizás llegue el día que viva esa misma situación que ha vivido victoria, y ojala que no me pase eso, porque lo sentí profundamente al texto.

    Un beso...

    ResponderEliminar
  43. Duro, pero realista :) Muy buen relato! como siemprew!!

    ResponderEliminar

sensaciones